COSTES DE ADQUISICIÓN / ABASTECIMIENTO CON CO2

Costes de adquisición

A este respecto, el factor que más influye en los costes de inversión es el diámetro de la cámara. Por lo tanto, es preciso asegurarse que el diámetro de la cámara haya sido reducido a la medida estrictamente necesaria. También la presión de diseño de la cámara influye de manera significativa sobre el precio de coste. Debido a la versatilidad y fiabilidad recomendamos generalmente presiones de diseño de 32 bares.

La longitud de la instalación tiene el menor impacto sobre los costes de adquisición. Por lo tanto, es preferible que las instalaciones se proyecten más bien largas, y desinfectar - ahorrando CO2 -durante tempos de desinsectación prolongados a presiones de operación bajas.

Abastecimiento con CO2

En caso de consumos reducidos de CO2 se emplea la así denominada técnica de presión media de CO2. A tal efecto se emplean depósitos de CO2 diseñados para una presión efectiva de 80 bares. Los recipientes no están aislados. La presión deseada de CO2 se consigue mediante el calentamiento con los calentadores situados en el interior y exterior. Tras el llenado del recipiente, que se efectúa a aproximadamente 15 bares, no podrá efectuarse ninguna toma de CO2 hasta alcanzarse la presión necesaria de CO2.

Se emplean depósitos de CO2 con una capacidad de 5.000, 10.000 o 20.000 kg. Están disponibles tanto en versión horizontal como en vertical. Un calentador de gas adosado a la cámara de desinsectación calienta el dióxido de carbono a la temperatura requerida.

En caso de consumos elevados, se emplea la técnica de baja presión de CO2. En ella se almacena el dióxido de carbono a presiones de máx. 20 bares. De estos depósitos, disponibles tanto en versión vertical como en versión horizontal, el dióxido de carbono se extrae en estado líquido y, en función rango de presión, se lleva a la presión efectiva deseada mediante bombas de pistón o bombas centrífugas. El CO2 comprimido en forma líquida se transforma entonces en evaporadores diseñado especialmente para la tecnología CARVEX al estado gaseoso y se calienta a la temperatura de gas deseada. A este respecto, se emplean principalmente evaporadores de baño de agua, que funcionan con vapor, agua caliente o energía eléctrica.